Premio Valladolid a las Letras 2020


El autor premiado en Mazatlán comenta que la novela de Gustav Meyrink le impactó mucho, y cree que no se ha leído adecuadamente, que se le ha encasillado como literatura fantástica y eso ha limitado su apreciación.

MAZATLÁN._ Cuando Andrés Acosta releyó El golem por segunda vez en su vida, se le reveló una obra inquietante que lo llevó a desentrañar a través de una novela la vida de su autor y con ella ganó el Premio Binacional Valladolid a las Letras.

"La novela El golem, de Gustav Meyrink me impactó mucho, la leí hace muchos años, la retomé recientemente hace tres y me di cuenta que está sujeta a muchas interpretaciones, y creo que no se ha leído adecuadamente, se le ha encasillado como literatura fantástica y eso ha limitado su apreciación, es una historia muy enigmática y está sujeta a muchas interpretaciones", expresó.

"Muchos creen que en la historia tradicional de la creación de un monstruo tipo Frankenstein, lo que intenté hacer en esta novela es que El golem se percibiera como las letras mismas que para mí son las entrañas del monstruo".